Puerto Escondido

Puerto Escondido es conocido mundialmente, meta de muchos italianos que en 1992 disfrutaron de la película homónima que geolocalizó para los transalpinos la población del estado de Oaxaca. Casi inmediatamente fueron los surfistas de todo el mundo los que se quedaron maravillados con las sublimes olas que proporcionan condiciones idóneas para el surf.

Puesto de vigilancia en la playa de Zicatela
Puesto de vigilancia en la playa de Zicatela

Con el tiempo Puerto Escondido no ha cesado de acoger eventos internacionales y nacionales relacionados con el surf y con la espléndida naturaleza, clima y gastronomía de la costa de Oaxaca.

Sus aguas prístinas, su fondo marino y las playas que están diseminadas a lo largo de la bahía, han repercutido en el turismo y en la presencia de opciones diversas de alojamiento, desde bungalows, cabañas, hoteles boutique, y hostales más asequibles para los que solo piensan en olas y surf.

Historia y Leyenda de La Escondida

Hablar de historia en México es muchas veces recurrir a las leyendas. Y sobre el nombre asignado a Puerto Escondido circula mucha información, mitos y por supuesto leyendas.

Pelícanos sobre una barca en Puerto Escondido
Pelícanos sobre una barca en Puerto Escondido

La Escondida era la denominación que se daba a un arenal convertido en uno de los mas importantes para fondear y comerciar en la costa de Oaxaca. Pensemos que el oleaje del Océano Pacífico hace que disponer de un punto seguro de atraque sea una prioridad. En el siglo XVI en pleno apogeo del comercio del reino de España con las colonias ultramarinas en Asia, eran los barcos corsarios de ingleses y holandeses los que acechaban los navíos hispanos.

Según la leyenda, Andrew Drake, hermano del célebre Sir Francis Drake usaba una bahía tranquila y escondida desde el mar de la actual costa oaxaqueña. En una de sus esperas para hacer el corso, tuvo como prisionera una nativa mixteca que, aprovechando un momento de descuido, se escabulló del barco y penetró en la selva. Quizá temerosos de que diese aviso de la ubicación de los piratas salieron en su captura pero nunca la hallaron. Ni en esa ni en otras ocasiones que la buscaron. A partir de entonces denominaron la bahía como La Escondida.

Siglos después, a principios del siglo XX, el lugar era conocido como “Punta Escondida”. Y para 1930, cuando se fundó la población y se dotó de un puerto para cargar la producción de café, el nombre derivó en Puerto Escondido.

Hasta los años de la década de 1950, Puerto Escondido no era propiamente ni una población, pero la actividad cafetera y la demanda de Estados Unidos permitió su crecimiento. De este modo se inicio la construcción de la iglesia, la primera escuela y especialmente útil un pozo para disponer de  agua potable, vital para que Puerto Escondido prosperase.

El aislamiento se rompió con la construcción de una carretera que comunicaba con Acapulco y un pequeño aeródromo con pista de terracería.

QUE VÉR Y HACER EN PUERTO ESCONDIDO

El Océano Pacífico ofrece muchas opciones deportivas que van desde la pesca (pez vela, el marlín, pez dorado y atún), las excursiones para avistar delfines, ballenas y tortugas, la posibilidad de practicar inmersiones de buceo o snorkel, o sin duda la reina de las actividades, el surf.

Playa de Zicatela en Puerto Escondido
Playa de Zicatela en Puerto Escondido

Los ritmos pausados y el buen rollo (buena vibra) hacen que incluso viajando solo, sea fácil conocer gente que quiere compartir charla, olas y unas copas en la noche animada de Puerto Escondido.

Desde Puerto Escondido, convertido en el «campamento base» salen tours y excursiones a Mazunte, a las lagunas bioluminiscentes, a las aguas termales de Atotonilco, o los campamentos tortugueros de la costa de Oaxaca.

Puerto Escondido – Paraíso del surf

Convertida ya en una de las zonas surfistas más famosas gracias a sus olas de derecha e izquierda, Puerto Escondido vive por y para el surf. Las marejadas de mayor tamaño – con olas que pueden alcanzar seis metros en Zicatela- ocurren entre marzo y octubre, mientras que de noviembre a abril el agua es más cálido y el oleaje suele ser menor. Pero igualmente las condiciones para el surf son fantásticas.

Surf en Puerto Escondido, playa Zicatela
Surf en Puerto Escondido, playa Zicatela

Zicatela

Decir Zicatela es decir surf. Pese a que el vocablo náhuatl signifique «lugar de espinas grandes«, los únicos rasguños son los producidos por los revolcones del mar. Aquí se han celebrado algunas pruebas del Big Wave World Tour o el Mexpipe Challenge Surf Carnaval, entre los campeonatos de surf más importantes del mundo. A lo largo de tres kilómetros de arena las olas cortan como mantequilla el mar, permitiendo a los surfers disfrutar como niños.

Surfers "peregrinando" en Playa Zicatela
Surfers «peregrinando» en Playa Zicatela

Los fondos son de arena, sin rocas, pero precisamente las aguas claras engañan con su profundidad. Por lo que conviene hablar con los compañeros de surf para compartir experiencias y consejos a la hora de «volar» sobre las olas de la playa de Zicatela. La derecha de Carmelita es una de las más célebres, lo mismo que Far Bar, más al sur, una izquierda potente pero muy exigente.

De hecho las olas de esta playa de Puerto Escondido están consideradas de las mejores pero también de las más peligrosas del mundo, precisamente porque al ser surfeables invitan a ello. Si no queremos acompañar a Neptuno en la comida de arena, lo mejor es ser prudente y no desafiar al mar.

Aprendiendo a hacer surf en Playa Zicatela
Aprendiendo a hacer surf en Playa Zicatela

Aunque no todos se animen a hacer surf, el paseo por la playa merece la pena, sobre todo en la zona de Punta Zicatela, donde después de capturar con nuestra cámara de fotos las maniobras de los surfistas, podemos ir a comer en uno de los restaurantes o refrescarnos con un coco.

Paralela a la playa de Zicatela discurre la Avenida del Morro, repleta de escuelas de surf, restaurantes especializados en mariscos, tiendas de souvenirs  con artesanías típicas, bungalows para dormir y salir directos a la playa, o bares para amenizar la noche.

Liberación tortugas en Puerto Escondido

Hay pocas experiencias tan gratificantes como las de contribuir a salvaguardar la vida y la naturaleza. La liberación de tortugas de las playas de Oaxaca es una de las actividades más famosas. Casi todos los viajeros sienten la necesidad de sumarse a este festival de la vida. Cada atardecer, los voluntarios de los campamentos tortugueros trabajan de forma desinteresada para educar en la necesidad de preservar el planeta. Mediante charlas informativas muestran su labor, y después de la charla se procede a la liberación de las pequeñas tortugas.

Liberación de tortugas en Playa Bacocho
Liberación de tortugas en Playa Bacocho

Excursiones en barco

Desde Puerto Escondido salen excursiones para disfrutar del mar y conocer el mundo submarino de las costas de Oaxaca. Podemos optar por tours para hacer inmersiones o simplemente disfrutar con el avistamiento de tortugas, ballenas y delfines.

Delfín en las aguas de Puerto Escondido
Delfín en las aguas de Puerto Escondido

La noche de Puerto Escondido

Si buscas vida nocturna en México, pero sin las aglomeraciones de Riviera Maya, Puerto Escondido late con un ambiente muy cosmopolita.

Andador Turistico «El Adoquin»

El Adoquín es la calle peatonal -cuyo nombre es Pérez Gasca- por la que discurre la gente que lo mismo busca curiosear y comprar artesanías, que disfrutar de un trago en los bares del centro, contratar excursiones o comprar ropa .

El Andador turístico se encuentra en la calle paralela a la Playa Principal, y mientras por el día ejerce de avenida para el tránsito de vehículos, al atardecer se cierra para el deleite del paseo al aire libre.

PLAYAS DE PUERTO ESCONDIDO

Las playas de Puerto Escondido son sin duda el principal atractivo turístico. Sobre las olas de sus aguas «cabalgan» los valientes surfers, desafiando el oleaje. De hecho es habitual ver camisetas y pegatinas en los coches del estilo «yo sobreviví a las olas de Zicatela«, una de las playas más salvajes y espectaculares para la práctica de surf.

Hay playas más populares, familiares y tranquilas, aptas gracias a estar protegidas en calas, para pegarse un relajado baño. Éstas son algunas de ellas.

Playa Principal

Playa Principal es la más cercana al pueblo donde se concentra la vida de Puerto Escondido. Popular y recogida en una mini bahía, su forma de concha abarca 500-700 metros aproximadamente, con una anchura de 40-80 metros. Sus aguas son de color verde turquesa, y el oleaje es medio

Playa Manzanillo

Si continuamos la costa hacia el noroeste encontramos no lejos de Playa  Principal un área protegido en forma de media luna donde están Playa Manzanillo y Puerto Angelito.

Playa Manzanillo es una de las playas más concurridas. Su tranquilo oleaje atrae a familias y aficionados al buceo de superficie. Poco profunda y agradable, aquí acuden barcos para fondear y disfrutar de un placido baño en sus aguas transparentes

Puerto Angelito

En el otro extremo está Puerto Angelito, de donde salen barcos para llevar a cabo las excursiones de pesca y avistamiento de delfines, tortugas y ballenas. Es menos turística para tomar el sol y bañarse, pero al mismo tiempo más tranquila. Si queremos disfrutar de pescado fresco, los restaurantes de Puerto Angelito son garantía de buena cocina, especialmente Mata Tava.

Playa Carrizalillo

Continuando por la línea de costa alcanzamos playa Carrizalillo, que siendo más pequeña y recogida, suele estar siempre animada. Cuenta con aguas poco profundas y calmadas. Perfecta para nadar y acampar, cuenta con una palapa en donde podrás degustar especialidades del mar. Los que se inician en el surf comentan que es perfecta para aprender por sus olas prolongadas y suaves.

Playa Carrizalillo en Puerto Escondido
Playa Carrizalillo en Puerto Escondido

Playa Coral

Es posiblemente la playa menos conocida de Puerto Escondido. Sus modestas dimensiones y el acceso algo alejado y poco visible la hacen refugio de los que buscan algo más de «paz».

Playa Bacocho

La última playa urbana hacia el norte – sin contar Playa Punta Colorada que ya está a las afueras- es playa Bacocho. Aquí acuden especialmente los que quieran combinar la experiencia de liberación de tortugas con una tarde romántica en pareja y dar un paseo a caballo.

Playa Bacocho en Puerto Escondido
Playa Bacocho en Puerto Escondido

La playa es alargada e ideal para pasear hasta el Mirador de Punta Colorada. El oleaje es fuerte, y aunque es posible bañarse hay que hacerlo con precaución.

En Playa Bacocho encontramos el Club de Playa Villasol, con piscina y el restaurante Pez Gallo, excelente opción para comer disfrutando de un día de relax. Cuando se oculta el sol los atardeceres son un auténtico regalo para los ojos.

Atardecer en Playa Bacocho de Puerto Escondido
Atardecer en Playa Bacocho de Puerto Escondido

Playa Marinero

Volviendo al centro de la población para optar por las playas que se suceden hacia le sureste, encontramos en primera instancia Playa Marinero. Al estar semi protegida por la bahía es una playa recomendable para iniciarse en el surf y el boogie board.

Playa Zicatela

Mencionada ya antes como la playa de referencia para el surf, sobre toso el profesional, podemos practicar vuelo de cometas y moto acuática.

Playa Zicatela en Puerto Escondido
Playa Zicatela en Puerto Escondido

Otros lugares de interés en Puerto Escondido

Aunque no haya yacimientos arqueológicos de relieve en la zona, eso no significa que Puerto Escondido sea solo un lugar de turismo de playa. Entre los lugares recomendables destaca el Jardín botánico.

Jardín botánico UMAR (Universidad del Mar campus)

Se trata de un espacio para la observación y el conocimiento de las plantas, que funge como museo botánico al aire libre. En casi 17 hectáreas de extensión, y gracias a un sendero de 1km y medio es posible conocer una gran variedad de las especies de selva baja caducifolia, orquídeas, agaves, y árboles de pochote, grado, lechoso, cojón de toro, titalé, ramón, palo mulato, copal, parota o ciruelo, entre otros muchos. Además, en este bosque viven más de noventa especies de aves y  mamíferos como el tlacuache, armadillo, zorrillo, zorra gris, mapache, tigrillo, onza, venado, pecarí, o el coatí; sin olvidar a los murciélagos, reptiles y anfibios.

Laguna de Manialtepec

Otro de los reclamos turísticos de Puerto Escondido es el fenómeno de la bioluminiscencia. La bioluminiscencia es un fenómeno que se produce gracias a la energía de algunos organismos vivos, generando una reacción química se manifiesta como luz. En la Laguna de Manialtepec es posible disfrutarlo. Hay que entender que como todo fenómeno natural, incluyendo los rayos de Catatumbo en Venezuela, o las auroras boreales de Finlandia o Islandia requiere unas condiciones concretas de luz, siendo más aconsejable en las lunas nuevas cuando el satélite no refleja su luz.

Aves en la laguna de Manialtepec
Avistamiento de aves en la laguna de Manialtepec

La laguna de Manialtepec está a unos 15 km y veinte minutos en coche desde Puerto Escondido, en la comunidad de Bajos de Chila, donde surgió la cultura nativa chalina.  El hábitat de la laguna acoge mucha vida animal, especial de aves, y las condiciones lacustres y salinas gracias al canal marino-fluvial que comunica con el Océano Pacífico, convierten a la zona en un pequeño paraíso de vida.

Fiestas y eventos de Puerto Escondido

Ya entrando el año, los eventos en Puerto Escondido empiezan fuerte con el tradicional Carnaval, iniciado con la llamada (Quema del mal humor), una fiesta de color, luz y alegría que continua con desfiles y mucha música. De forma paralela se sucede el Mexpipe Challenge Surf Carnaval, encuentro  internacional de surf de mayor relieve en México, y celebrado en la playa de Zicatela.

En septiembre es muy celebrada la fecha de la Independencia de México con conciertos, danzas y escenificaciones de batallas. Lo mismo sucede con el Día de Muertos e octubre, mientras que en noviembre se desarrollan las fiestas locales, con actividades y eventos artísticos y deportivos. En el mismo mes Puerto Escondido acoge un torneo de pesca deportiva con participación nacional y extranjera; y el Torneo Internacional de Surf, además del Festival Costeño de la Danza. Terminando el año no es menos festejado el12 de Diciembre, la celebración del Día de la Virgen de Guadalupe.

Excursiones en Puerto Escondido

Hacia el sur podemos optar por la visita a la reserva ecoturística de Ventanilla para disfrutar de los cocodrilos en su hábitat de manglares, con un recorrido en barca. También resulta interesante pasar el día en las playas de Mazunte y Zipolite, ambas entre las más renombradas de Oaxaca. En Zipolite podemos prescindir de la ropa porque es una de las pocas playas nudistas de México, y en Mazunte conoceremos de paso la propuesta de cosméticos orgánicos que de elaboran en la población, como alternativa económica a la preservación de las tortugas.

Al norte de Puerto escondido  la excursión clásica es la que cruza en lancha la Laguna de Manialtepec para observar su fauna y flora, y disfrutar por la noche del fenómeno de la bioluminiscencia. Más al norte están las Lagunas de Chacahua, muy interesantes desde el punto de vista natural y paisajístico.

Gastronomía de Puerto Escondido

En Puerto Escondido se disfruta mucho de la gastronomía de Oaxaca. Además de platos típicos del interior como las tlayudas, cecina enchiladas, los moles, tasajo o el caldo a la piedra, en la costa es imprescindible pedir pescado a la talla y por supuesto marisco.

Caldo a la piedra
Caldo a la piedra

Dónde comer

No nos cansaremos de elegir restaurantes buscando variedad, calidad, cocina auténtica y precios para todos los bolsillos. Cerca del Mercado Benito Juarez está el restaurante Antojitos Regionales Las Juquileñas (Calle Octava Norte) al que acuden locales y viajeros aunque esté algo alejado del centro.

En la playa de Puerto Angelito está uno de los mejores lugares para comer marisco y pescado fresco, el restaurante Mama Tava, un lugar auténtico y muy recomendable. Allí podemos chuparnos los dedos con el pescado a la talla que cocina su dueña.

Restaurante Mama Tava, una de las mejores opciones para comer pescado a la talla en Puerto Escondido
Restaurante Mama Tava, una de las mejores opciones para comer pescado a la talla en Puerto Escondido

Otros lugares para comer son la cevichería costeñito, el Coco Fish de Zicatela o ya más caro pero con buenas vistas el restaurante espadín en la Playa de Carrizalillo.

¿Cómo llegar a Puerto Escondido?

Puerto Escondido se enclava a unos 800 km al sur de la Ciudad de México y a menos de 300 km de la ciudad de Oaxaca, entre Huatulco y Acapulco, en la costa sur del Océano Pacífico. Para llegar podemos optar por:

En avión

Llegar en avión suele ser la mejor opción si venimos desde lejos, especialmente desde Ciudad de México o las ciudades del norte del país. Desde Cancún y Mérida también hay vuelos al aeropuerto de Puerto Escondido, que de forma estacional tiene conexiones internacionales con Canadá y Estados Unidos. El aeropuerto está muy cerca del centro de la población (10 minutos), por lo que es muy fácil de llegar en poco tiempo, ubicado en la carretera a Pinotepa Nacional 200, en el km 135.

En coche

No es mala opción llegar en coche a Puerto Escondido, sobre todo si te diriges desde Acapulco en el estado de Guerrero, de la Ciudad de Oaxaca (aunque tengas que cruzar la sierra a falta de que terminen la nueva carretera) o desde Bahías de Huatulco y el Istmo. La gran ventaja es que dispondrás de tu propio vehículo para moverte si prefieres ir por tu cuenta a conocer la reserva de cocodrilos de Ventanilla, Mazunte, u otros destinos y playas de la costa de Oaxaca.

En autobús

Hay varias líneas de camiones que conectan la ciudad costera con la capital del estado, con Acapulco y con Ciudad de México. También podemos optar por un servicio de camionetas de lujo llevando a cabo traslados entre la ciudad de Oaxaca y Puerto Escondido.

Alojamiento en Puerto Escondido



Booking.com

Mapa de Puerto Escondido

¿Cuándo ir a Puerto Escondido?

El clima de Puerto Escondido es cálido sub-húmedo con una temperatura anual promedia de 27 °C, por lo que todo el año ofrece un agradable tiempo. El verano ( junio, agosto y septiembre) es la época de mayores precipitaciones, siendo el invierno una época ideal para pasar las vacaciones en la costa de Oaxaca. De hecho desde noviembre a abril Puerto Escondido se convierte en un refugio y campamento para practicar el surf.

La humedad relativa de 84%, siendo la temporada de huracanes de Mayo a Noviembre, aunque eso no quiere decir que siempre se produzcan.