Pequeño diccionario mexicano para extranjeros

Siempre que un viajero extranjero llega a México se encuentra con un país hospitalario, con gente amable y educada y con un idioma que a los hispanohablantes nos une y hermana. Sin embargo las peculiaridades lingüísticas y sobre todo el idioma coloquial nos pueden generar situaciones de incomprensión total.

México y España, falsos amigos del lenguaje
México y España, falsos amigos del lenguaje

Por ello, y habiendo vivido en nuestras carnes alguna experiencia de este tipo, hemos querido elaborar un pequeño diccionario básico para evitar falsos amigos del lenguaje, y al mismo tiempo introducirnos en vocablos muy presentes en el día a día de México.

Para empezar nada más llegar es posible que se nos dirijan en las taquerías con un ¡Que le doy güero!, que viene a traducirse como ¡Que le doy rubio! Además de sentirnos incrédulos ante la asimilación de nuestro pelo castaño como rubio o de nuestra cara con la de un nórdico, tenemos que entender que en México cualquiera que no tenga facciones oscuras es un güero, es decir, un rubio. Y si tenemos los ojos claros aún más 😉

Cuando nos dicen que algo queda guango quiere decir que algo queda flojo (incluidas nuestras nalgas), y que al mismo tiempo “flojo” es sinónimo de vago o perezoso.

El camión es el autobús de transporte público, el pesero un pequeño bus o furgoneta que cubre u trayecto, y el carro es el coche
Si nos invitan a unas chelas y a unas botanas, nos estarán ofreciendo unas cervezas y algo para picar respectivamente. La expresión en algún alimento “campechano” quiere decir que es combinado, por ejemplo un taco campechano mezcla tipos de carne.

Si no somos recíprocos cuando nos invitan nos dirán que somos codo, es decir tacaño.Y es que los mexicanos no paran de fregar, de molestar, con albures, expresiones de broma de connotación a menudo sexual.

Y si expresan con marcada acentuación “No manches” equivale a “No jodas!”, mientras que si algo “Está Padre” quiere decir que está muy bien o merece la pena.

“La neta” en una frase significa “La verdad”, por ejemplo “La neta es que está cañón” = “La verdad es que es fuerte”. En el otro extremo cuando algo es chafa es que es de mala calidad.

Cuando alguien busca chamba o está chambeando significa que busca trabajo o que está trabajando. Y un Bonche de algo es un montón, una gran cantidad.

El omnipresente “A poco”, que se entona con sorpresa quiere decir “De verdad!” o “En serio?”. Órale se puede traducir tanto como ¡Venga, date vida!, o como Muy bien!! Mientras que el Quihubole es un saludo al estilo ¿Qué tal?

Si nos ven mala cara es probable que nos pregunten si tenemos la cruda (resaca) por ser un teporocho (borracho), o “Mal de Moctezuma” (malestar de estómago causado por un alimento en mal estado o por el exceso de picante). Después de comer nos dará Mal de puerco, es decir modorra o sueño por el exceso de comida. Y si alguien se puso mala copa significa que se puso agresivo por la bebida.

La “parca” es la muerte, tan habitual en la idiosincrasia mexicana. Y cuando algo está garigoleado es que está recargado, adornado en demasía, como un rococó al cuadrado.

Si nos dicen de ir a una bodega hay que saber que no tiene el mismo sentido que en España, si no que se trata de una tienda de licores donde se vender todo tipo de bebidas con graduación alcohólica. Y si al salir te ofrecen un jocho, simplemente te invitan a un hotdog o perrito caliente.

En la carretera abundan los topes, badenes para que no se nos ocurra circular demasiado deprisa. y cuando veas los numerosos Volkswagen, debes saber que se llaman Vochos en México

Los Tianguis son los mercados callejeros, herencia precolombina, y una suerte de Zoco lleno de algarabía y productos de todo tipo. Si nos ofrecen Chapulines, debemos saber antes de aceptar que son saltamontes fritos.

Ojo al cruzar la calle porque los pasos de cebra son una especie en extinción, y cuando bajemos del “camellón”(acera) sin mirar, confiados de que los “carros” paren, nos “aventarán” (lanzarán) el auto diciendo que somos unos “pendejos” (gilipollas), o que nos van a romper la madre (dar unas hostias).

Cachar es coger o agarrar, y chido es algo guay. Esperamos que este artículo os sirva para vuestro próximo viaje a México!

Para otro día dejamos la segunda lección, referente a la gastronomía, para diferenciar entre tacos, quesadillas, enchiladas, pambazos, chilaquiles, sopes, tlacoyos, tostadas, tamales, gorditas, flautas, pastes…y mil variedades más de comida de calle.

Añadir comentario